Archivo de la categoría: Artículos de Interés

Octubre de puros logros, copas y medallas

Los médicos misioneros cosecharon muchas alegrías y premios en lo que va del mes de octubre. podio-colegio

En la disciplina deportiva Mountain Bike, subieron al podio del Gran Desafío Moconá, que tuvo lugar el 9 de este mes, uno de los más difíciles del mundo, los médicos Luis Daniel Flores. Carlos Suarez, Cristian Cristaldo, Juan Matías Vidondo, Gastón Petuaud, Juan Carlos Silva, Sergio Fuenzalida, en logística y rescate Ariel Suarez.

podio-colegio1

podio-colegio2

20 horas de pesca
También un médico -el pediatra Darío Warenycia- se consagró en primer lugar de la 45º edición de las 20 horas de la Maratón Internacional de Pesca Variada Embarcada con Devolución del Club Pirá Pytá, que se desarrolló el 8 y 9 de octubre. 20-horas
Warenycia tuvo como compañero de equipo a Luis Domínguez y ambos se consagraron en el primer puesto general de esta competencia.

podio-colegio4

Es atleta y cirujano, y le reconstruyó la cara a un rival en plena carrera

http://www.clarin.com/deportes/polideportivo/atleta-cirujano-reconstruyo-plena-carrera_0_1670233032.html

Es atleta y cirujano, y le reconstruyó la cara a un rival en plena carrera

Triatlón

Un tucumano de 46 años tuvo que operar a un competidor noruego en medio de la carrera por ausencia de cirujanos. Luego juntos terminaron la competencia.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

El deporte entrega cada tanto a figuras que trascienden a sus títulos y se destacan por su humanidad. Es el caso de Jorge Rodríguez, un médico cirujano, que compite en las habituales “Ironman”, carreras de resistencia, que combinan la natación, el ciclismo y el maratón. Este tucumano de 46 años combinó sus dos actividades y la rompió: en plena carrera le reconstruyó la cara a otro atleta y luego juntos finalizaron la competencia.

El increíble y admirable hecho ocurrió en León, en México. Hasta allí, Jorge, de 46 años, viajó para competir en la DecaultraTri, que consiste en nadar 3,8 kilómetros, recorrer 180 kilómetros en bicicleta y correr otros 42 sin parar en cada uno de los cinco días que dura la carrera.

Mirá también: Un etíope ganó el maratón y dos argentinos completaron el podio

Según cuenta el sitio TN.com.ar, el tucumano, único representante argentino en la competencia, se cruzó en el momento justo con el atleta noruego Henning Olsrund. Cuando llevaba recorridos 20 kms. de nado, otros 825 en bici y unos 168 a pie, Rodríguez sufrió una fuerte caída que lo mandó al hospital con algunos rasguños.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Allí se encontró con Olsrund, quien había sufrido otro accidente un poco más adelante. “Salí del agua junto al noruego en 1h09’12”. Comencé bien la bici hasta el kilómetro 125, donde caí desde un puente vial sin barandas a los costados. Estaba mojado y se llegaba ahí en bajada; justo pasaba una camioneta. Patinó la rueda y caí abajo sobre unas piedras con la bicicleta. Dos kilómetros atrás cae Henning Olsrud, en una bajada rápida y peligrosa rompiéndose los labios, dientes y nariz. Él venía en el segundo lugar en la competencia”, contó el argentino.

Mirá también: Superó 19 operaciones tras un accidente y ahora corre maratones

Lo que hizo luego el cirujano fue asombroso. “Fuimos hospitalizados juntos. Después de los rayos X, no había cirujano que haga la reconstrucción de labios y cara porque eran heridas graves con pérdida de sustancia, así que lo hice sin importarme el tiempo que perdía de carrera”, contó. Sí, incluso aún vestido para seguir corriendo, Jorge entró al quirófano y le reconstruyó la cara a su colega.

Si eso parecía poco, lo que siguió fue aún más increíble. Después de tres horas de trabajo, ambos se fueron juntos del hospital, completaron los 180 kilómetros en bici y los 42 corriendo que les faltaban y se abrazaron al cruzar la meta. Por tiempo acumulado, el noruego finalmente fue tercero y el argentino, quinto.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Luego, en diálogo con TN.com.ar, el cirujano atleta contó que apenas durmió “una hora” después de la carrera y que venía de “curar a Henning”, quien ya está recuperado.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Jorge Rodríguez, el atleta cirujano que operó en plena competencia.

Madres siglo XXI: modelo orquesta

•Trabajan muchas horas y tienen muchas responsabilidades laborales• Además, no renuncian al mantenimiento del hogar y al cuidado de sus hijos• Autoexigidas, súper activas y muy autocríticas•

POSADAS. Se encargan de organizar las cosas del hogar, se ocupan de sus hijos y la mayoría de ellas trabajan doble turno. Madres orquestas, ese es el modelo maternal que más prolifera en el siglo XXI.
No se trata sólo de una cuestión generacional, incluso las madres más maduras -que hasta hace poco eran “amas de casa”- comenzaron a salir, por elección o necesidad, al mercado laboral. Son mayoría mujeres las que están detrás de los pequeños emprendimientos y comercios. También hay un gran universo femenino de profesionales y la tendencia va en aumento: el 70% de los egresados de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) son mujeres, tal como lo reveló días atrás el rector de esta casa de altos estudios, Javier Gortari, a PRIMERA EDICION.
Aunque aún falta un largo trayecto, las mujeres argentinas ganaron terreno en todos los ámbitos. Pero no se resignan a vivir la maternidad ausentes. Quieren estar junto a sus hijos siempre que las necesiten, acompañarlos en cada etapa de su vida. Y corren mucho, se exigen más allá de sus límites y, pese a todo, siempre se sienten culpables.
Esta es la historia de madres que aprendieron a hacer malabares entre su profesión y el hogar que soñaron formar. Unas verdaderas artistas de la vida.

Madre por 4
María Laura Ranaletti es médica pediatra y una de las pocas especialistas en diagnóstico por imagen pediátrica de la provincia. Es mamá de cuatro hijos (de 22, 16, 15 y 11 años) y su esposo es médico obstetra, por lo que ambos tienen miles de guardias en su haber y llamadas urgentes a la madrugada que no pueden eludir. “Nuestros celulares siempre están prendidos y los dos entendemos cuando suena el teléfono del otro, él es obstetra y yo pediatra. La verdad es que nunca ví a mi marido protestando porque lo llamaran a la madrugada”, sintetiza esta cálida mujer que formó su familia con el novio de la adolescencia. Ambos son de Goya (Corrientes), estudiaron medicina en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y eligieron venir a Misiones para hacer sus respectivas residencias. “No conocíamos Misiones, primero vino mi marido (por ese entonces eran novios) y a los dos años yo, cuando terminé la carrera. Llegamos pensando en volver pero la tierra colorada nos enganchó y formamos nuestra familia acá”, contó. laura
Tras 12 años de novios, se casaron durante la residencia y poco después nació su hijo mayor, que hoy está en cuarto año de odontología. “Era un bebé súper tranquilo, me acuerdo que quedaba en su bebesit mientras hacíamos el pase de sala, tomaba la teta y permanecía sin llorar durante varias horas. Nos turnábamos con mi marido, a veces lo llevaba con él en la guardia y otras conmigo. Mis hijos se adaptaron a nuestro ritmo… no conocen otra cosa”, admitió.
Cuando su hijo tenía poco más de un año, a instancias del médico Carlos Esperanza, María Laura decidió estudiar el postgrado en diagnóstico por imagen en pediatría en Buenos Aires. “El primer año fue durísimo porque me fui sola y mi marido quedó en Posadas con el bebé. Yo venía los viernes. Aguanté un año y después llevé a mi hijo conmigo… así estuvimos hasta que terminé de estudiar. Volví a vivir en Posadas cuando tenía cuatro años”, recordó. Para pagar su postgrado y los gastos de alquiler, María Laura hacía guardias en el Hospital Militar.
Al poco tiempo de terminar el postgrado, quedó embarazada de su segunda hija, que ahora tiene 16 años. “Y cuando la de 16 tenía 4 meses me quedé embarazada de mi otra nena, que hoy tiene 15; el más chico tiene 11 años. Soy mamá de cuatro hijos”, repasó con orgullo.

“Me organizo cada día”
Pero es también una profesional muy ocupada, “hago once guardias por mes. ¿Cómo concilio mi familia con el trabajo?. No sé, me organizo cada día”, señaló.dra-ranaletti
La familia comienza el día muy temprano, desayunan juntos y el matrimonio se reparte los hijos para llevarlos a la escuela porque asisten a distintas instituciones. Al mediodía, los busca María Laura quien almuerza con sus hijos “mi marido casi nunca almuerza con nosotros, trabaja de corrido hasta la noche”. La tarde es un nuevo capítulo de ingeniería organizativa, “A partir de las 16 estoy en el consultorio hasta las 20. Muchas veces tengo que seguir después de esa hora porque me llaman del Sanatorio Camino donde atiendo internados, del Borratti donde tengo guardia o del hospital de Pediatría”, donde es jefa del Servicio de Imágenes.
“Siempre me siento como una mujer orquesta, corriendo de un lado a otro. Tengo la fortuna de tener una señora que hace 17 años trabaja con nosotros y me ayudó a criar a los chicos. Sin ella no hubiera podido hacer todo lo que hice. También tenemos nuestros amigos que tienen hijos de la misma edad, que hacen más o menos las mismas actividades y nos organizamos para llevarlos y traerlos. Hacemos como postas, uno busca a todos y los lleva a `Los Grillitos´, otro los retira; uno los lleva a fútbol, otro los busca… Tampoco podemos condenar a nuestros hijos a no hacer ninguna actividad para evitar inconvenientes. ¿Cómo hacemos?. Yo organizo día a día y sé que muchas mujeres hacen lo mismo”, aseguró.

“Mi hijo me dice que lo dejé por hijos ajenos”
La historia de la médica pediatra y especialista en Neo, María del Carmen González (todos le dicen Marita), no es muy distinta.
Ella también estudio en la UNNE pero eligió hacer su residencia en Posadas para volver a sus pagos. También está casada con un médico, el mismo con el que hizo la residencia, trabaja y comparte numerosas guardias. “Mi marido también atiende consultorio, yo sólo me dedico a la Neo y eso significa estar siempre de guardia”, detalló. pediatria-04

Marita también se casó y quedó embarazada de su primer hijo mientras hacía la residencia. En diálogo con PRIMERA EDICION, recordó aquellos años “habíamos entrado solo tres en la residencia de Pediatría y en segundo año sólo quedábamos mi marido y yo. Trabajamos en forma intensa, pero recibimos muchísima colaboración de nuestros compañeros de residencia de los otros años, éramos un grupo muy unido. Cuando nació mi hijo mayor, mi mamá me ayudó a cuidarlo… pero la verdad es que uno sacrifica a su hijo por el trabajo. Entrábamos a la mañana muy temprano y estábamos hasta las 18, vivíamos lejos y no teníamos auto. Cuando volví a trabajar después de la licencia, mi hijo no quiso más la teta. Me acuerdo que tenía los pechos llenos y mi hijo lloraba, tampoco quería la mamadera… fueron unos días difíciles”.

Con su segundo hijo pudo tomarse más días porque ya había terminado la residencia, “me quedé con ellos varios meses antes de volver a trabajar. Mi segundo hijo nació en octubre y recién en enero empecé a hacer algunas guardias. Cuando eran chicos no me recriminaban nada, pero sí ahora que son grandes. El más chico, que está por cumplir 23 años y está en cuarto año de arquitectura, siempre me dice que lo dejé por hijos ajenos… fijate que ya están grandes y en la universidad y todavía me reclaman que mi profesión les quitó a su mamá. Mi hijo menor odia la medicina, pero el más grande está en cuarto año de medicina”.marita

Ayuda de sus pares
Pese a las guardias de 24 horas, Marita y su esposo siempre se las ingeniaron para ser padres presentes, “los llevábamos al colegio y los buscábamos todos los días. Yo estaba a la tarde con ellos. Siempre traté de organizarme para estar en los actos escolares y las reuniones de padres. Siempre me hice un lugarcito para estar con ellos… no sé si es porque estamos en Maternidad, pero acá los compañeros nos ayudamos para que todos podamos estar presentes en esos momentos de nuestros hijos”, contó.
Pese a que lo peor de su especialidad “es la parte económica, porque estamos mal pagos y cada vez somos menos”, Marita aseveró que volvería a elegirla.
“Es muy triste cuando fallece un bebé en la Neo. Uno se angustia mucho por esas mamás que están todo el día con sus pequeñitos. Tratamos de ser fuertes porque no podemos cargarnos con todo, con los años uno se hace una especie de coraza para protegerte de tanto dolor. Pero siempre tratamos de estar para contener a las mamás, trabajamos junto a psicólogos y la trabajadora social”, relató.
De sus hijos, Marita guarda muchos recuerdos en su memoria “algunos muy emotivos, como cuando terminaron la secundaria, otros más difíciles como cuando se fueron a estudiar y nos quedamos con el `nido vacío´… nos costó mucho esa etapa, tardé casi un año en digerir este cambio”, admitió.

Otra luchadora
La médica tocoginecóloga y ecografista Sandra Emilia Santa Cruz es una profesional y madre “remadora”. Nada le resultó fácil pero cosechó sus éxitos con perseverancia. Costear la carrera de medicina fue un gran esfuerzo para su familia, su mamá es peluquera y su papá -que falleció hace dos meses- era viajante. “Soy del Chaco, así que cruzaba el puente todos los días para estudiar en la UNNE. Mis viejos hicieron un gran esfuerzo para que pudiera hacer esta carrera”, contó. entrevista-medica-04
En 1994 se recibió y vino a Posadas para hacer su residencia en tocoginecología. Durante esos años vivió en el hospital Madariaga, en una precaria casita que prestaban a los residentes que no podían pagar un alquiler. “No lo tenía planeado, pero me quedé en Misiones por las oportunidades que fueron dándose. Fui jefa de residentes, después empecé a trabajar en el sector privado además del hospital donde me nombraron recién en 2008 por lo que hacía sólo guardias”, recordó.
Su hijo mayor nació en 2001 y su segunda hija en 1999. “Por ese entonces, no tenía obra social ni licencia por maternidad. Mis dos hijos nacieron por parto vaginal y a los 20 días tuve que volver a trabajar porque si no facturaba, no cobraba”, admitió.
Por ese entonces, no sabía manejar por lo que su esposo la llevaba al hospital cuando la llamaban para un parto “mi hijo era muy chiquito, así que quedaban los dos en el auto durmiendo hasta que yo terminara”, recordó. sandra
Sandra necesitó contar con guarderías para que cuidaran a sus hijos, “también pasaban (y pasan) mucho tiempo en el Club Tokio con mi marido, donde él trabaja. Cuando mi esposo tenía que viajar, venía mi mamá desde el Chaco para auxiliarnos. Trabajo muchas horas y todos los días, pero siempre intenté estar presente en los actos escolares y en las previas para vestirlos y maquillarlos”, contó.

Buscan frenar el sedentarismo y la mala alimentación a través de un curso de formación profesional dirigido a profesores e instructores

•La propuesta surgió de los médicos deportólogos y cuenta con el apoyo del Ministerio de Deportes y el Colegio Médico provincial• Actividad física para la salud y calidad de vida•
POSADAS. (PUBLICADO POR PRIMERA EDICION). El sedentarismo y los malos hábitos alimentarios no sólo se evidencian en nuestro país en la cantidad de personas con sobrepeso (el 65% del total de la población), sino también en las enfermedades que sufren las personas cada vez a edades más tempranas: diabetes e hipertensión.
“Nos preocupa mucho la salud de los misioneros porque, si no logramos cambiar estos indicadores, esta situación se agudizará aún más”, explicó a PRIMERA EDICION uno de los referentes de la Asociación Misionera de Medicina Deportiva (Amicade), el médico gastroenterólogo y especialista en medicina deportiva, Horacio Melo.
Por ello, junto al Colegio de Médicos de Misiones y el Ministerio de Deportes de Misiones armaron un curso semestral sobre “Actividad física para la salud y calidad de vida” dirigido especialmente a los profesores de educación física, instructores de cualquier disciplina deportiva y profesionales de la salud en general.
“Nuestro propósito es capacitar a más profesionales para poder transmitir a más personas sobre los beneficios de la actividad física y la buena alimentación. Hace ya varios años que el Colegio Médico ofreció un curso de especialización a través del cual se formaron especialistas. En Misiones somos 8 especialistas en Medicina Deportiva que atendemos a los deportistas de alto rendimiento. Pero nuestro propósito es llegar a toda la población, no solo a los atletas y deportistas de alto rendimiento. Y contamos con el apoyo de los profesionales que integran Amicade, donde hay un grupo grande de kinesiólogos, bioquímicos y médicos ligados al deporte”, contó. ejercicio

Para profesores e instructores
Este curso de capacitación profesional que durará 6 meses y comenzará a dictarse el 22 de abril estará dirigido por el médico especialista Alberto Ricart (docente de la Universidad Nacional de La Plata y ex presidente de la Federación Argentina de Medicina del Deporte) y coordinado por Horacio Melo.
“Los profesores de educación física y los instructores son los que más llegan a la población a través del gimnasio o clases de alguna actividad específica, sea zumba, spinning u otra propuesta. Por eso, queremos ofrecerles este curso profesional que además de contenidos generales, cuenta con un módulo sobre obesidad infanto- juvenil y actividades, dos módulos para actividades en adultos y otro módulo para adultos mayores”, señaló.

¿La generación que enterrará a sus hijos?
La frase es muy dura, extrema, pero refleja el temor de los profesionales de la salud. “Nuestra generación, la que tiene hoy entre 40 y 50 años, enterrará a sus hijos. Esto lo escuché una vez y me impactó. Obviamente, la idea es chocante y antinatural, pero no es descabellada cuando uno analiza el impacto que tendrá en la salud el actual estilo de vida de los más chicos que pasan más de 3 horas diarias frente a la pantalla… y obviamente sentados, comen mucha comida chatarra y gaseosas.
Ante esto, los médicos deportólogos de Misiones no quieren quedar quietos, “si logramos tener en Misiones más deportistas, no de alto rendimiento, que nuestra población sea activa, que haga una actividad física 4 ó 5 días por semana al menos 1 hora… tendremos menos obesidad, hipertensos, diabéticos, problemas articulares, infartos, cáncer…”.

Adultos mayores activos
Según indicó Melo, muchos adultos mayores (mayores de 65) creen que el gimnasio es un espacio sólo para los más jóvenes. “Hay que romper este prejuicio porque la actividad física en los mayores de 65, así como a cualquier edad, mejora la salud y la calidad de vida. Los que logran vencer el temor de ir al gimnasio porque `ya están muy grandes´ notan en poco tiempo los beneficios de hacer actividad física, no sólo se sienten mejor de salud sino que mejoran su autoestima porque la actividad física genera endocrinas”, destacó.
El especialista remarcó además el acompañamiento del recién creado Ministerio de Deportes provincial, “la verdad es que si como provincia queremos mirar para adelante y no tener los hospitales repletos de pacientes con enfermedades prevenibles, debemos entender la importancia de hacer actividad física 5 veces por semana y estimular a que todos lo hagan”.
En este sentido, Melo opinó que “las escuelas deberían garantizar que los alumnos tengan una hora diaria de educación física y no una o dos horas semanales como sucede en la actualidad. Este `ahorro´ en horas cátedras tendrá un costo muy alto para el Estado en salud en pocos años porque el chico no incorpora un hábito de actividad física”.

Desapareció el falso médico e inician sumario a directora del hospital de Montecarlo

El médico trucho que atendía en la guardia del hospital de Montecarlo “desapareció” de esa localidad el domingo, el mismo día que salió su historia en el diario PRIMERA EDICIÓN. El lunes, las autoridades de ese hospital que lo contrataron en forma directa sin haber corroborado si era un médico debidamente habilitado por el Colegio de Médicos de Misiones (un trámite rápido y gratuito), solicitaron a esa institución que confirmara por escrito que Silva carece de matrícula profesional.
Por su parte, desde el Ministerio de Salud Pública se inició un sumario administrativo a la directora de ese nosocomio, Alejandra Lemis. Según confirmó a este Diario el subsecretario de Recursos Humanos, Rodolfo Fernández Sosa, “iniciamos el proceso de investigación interna (sumario) porque lo sucedido es muy grave, pues estamos hablando que la directora del hospital contrató a alguien sin constatar que esa persona esté matriculado como médico con el colegio profesional correspondiente. No sabemos nada del paradero actual de este hombre”, indicó. Vale decir que el supuesto médico, con cuyo nombre no aparece asociado ni siquiera un cuil o monotributo, hizo desaparecer también su cuenta en Facebook donde decía que había trabajado en los hospitales Fernández y Muñiz, ademas del Same de Buenos Aires.
“Esto nos obliga a
revisar el sistema”
Aunque no restó responsabilidad y admitió que en este caso falló el sistema, Fernández Sosa reconoció que este falso médico aprovechó la dificultad que tienen los hospitales para encontrar médicos que cumplan las guardias, “en este caso, el hospital lo contrató en forma directa y la directora del hospital es responsable de no haber cumplimentado con la documentación mínima. Esto nos obliga a nosotros (Salud Pública) a revisar nuestro sistema en cuanto a contrataciones directas, en cuanto a los contratos con relación de dependencia o designaciones están normatizados y ya tenemos un circuito administrativo que obliga a la presentación de título con certificación del Ministerio de Educación, además de la constancia de la matrícula del Colegio de Médicos de Misiones o del colegio profesional que corresponda”. En este caso, suponemos que ni siquiera había un contrato sino que se le pagaba por guardia.
En cuanto a si el sumario puede concluir en una sanción contra la directora, el funcionario confirmó que “puede darse una sanción e incluso el alejamiento (renuncia) de la directora porque lo que sucedió es una falta grave. Al menos podemos estar agradecidos que este hombre no puso en riesgo la vida de un paciente… desconocemos si tiene algún conocimiento de medicina o enfermería, si hizo parte de la carrera o incluso puede un ser médico exonerado de otra provincia”.

Conducta extraña
Fue un médico de planta del hospital de Montecarlo, Guillermo Patoco, quien sospechó de la idoneidad de Silva y el viernes pasado viajó hasta Posadas para pedir al Colegio de Médicos de Misiones que lo investigue.
En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, Patoco -que tiene más de treinta años de trayectoria- contó que le hizo dudar una serie de actitudes y conductas poco convencionales en un médico. Indicó que también las enfermeras y otros médicos del hospital sospecharon de Silva.
“Uno se da cuenta si está ante una eminencia o ante alguien que le falta experiencia… y todos se estaban dando cuenta que este hombre no tenía conocimientos suficientes de medicina”, indicó. También el trato que Silva tenía con sus pacientes era extraño, “era muy cortante con los adultos mayores y demasiado amistoso con los jóvenes”.

Colegio Médico alertó sobre falso médico que atiende en hospital de Montecarlo

El Colegio de Médicos de Misiones detectó este viernes 23 de octubre el accionar de un hombre que se hace pasar por médico, que utiliza una matrícula provincial falsa y atiende en la guardia del hospital de Montecarlo de esta provincia.
El hombre en cuestión -de nombre Pablo Joel Silva- dice ser médico cirujano y en su sello figura la supuesta matrícula provincial 4009. No obstante, según aseveró a PRIMERA EDICION el presidente del Colegio de Médicos de Misiones, Luis Daniel Flores, “ese número de matrícula corresponde a otro profesional debidamente habilitado por este Colegio, el médico Luis Umfuhrer de Dos de Mayo”. Flores remarcó que “en Misiones, no existe ningún médico habilitado para ejercer la medicina con el nombre de Pablo Joel Silva y vale recordar que el ejercicio ilegal de la medicina es un delito penal tipificado en Argentina”.

La denuncia
Fue otro profesional de Montecarlo quien alertó este viernes al Colegio de Médicos de Misiones sobre sus sospechas respecto al supuesto médico que, como si lo fuera, atiende a los pacientes, les diagnostica y expide recetas. De hecho, el profesional denunciante pidió que se investigue al supuesto médico pues, según pudo comprobar él mismo, no figuraba en la lista de médicos habilitados que está publicada en la página web del colegio profesional (www.colememi.org.ar). “Por distintas actitudes y procederes del citado, comencé a dudas de sus conocimientos e idoneidad. Ello me llevó a consultar la página web de nuestro Colegio y corroboré que no figura en el listado de profesionales habilitados, con el agravante que la matrícula antes mencionada pertenece a otro médico. Esto último se refuerza con el hecho que la Municipalidad de Montecarlo rechazó un certificado de defunción emitido por el supuesto colega”, denunció este profesional de Montecarlo.

Ante la Justicia Penal
Según confirmó Flores a este diario, el Colegio Médico recurrirá ante la Justicia este mismo lunes a fin de poner fin al accionar de este supuesto galeno que asume un rol para el cual no estudió y que pone en riesgo la vida de las personas.
No obstante, el presidente del Colegio Médico decidió hacer pública la denuncia a través de PRIMERA EDICION para poder alertar de este modo a las familias de Montecarlo y a las autoridades de ese hospital.
Flores cuestionó duramente la responsabilidad de las autoridades del nosocomio montecarlense porque “antes de contratar a cualquiera que dice ser médico y ponerlo al cuidado de la salud de las personas, deberían constatar si esa persona está habilitada para el ejercicio de la medicina”. La misma situación ocurrió el año pasado con otra médica trucha, de nombre Mirtha Alonso, que sin tener título de médica pediatra se dio el gusto de trabajar en un sanatorio de Posadas (el Buenos Aires) y varios hospitales de Misiones, entre ellos el Favaloro, el de San Javier y el de Leandro N. Alem. Vale decir que la supuesta médica desapareció de la provincia sin dejar rastros y poco pudo avanzar la Justicia en la causa por ejercicio ilegal de la medicina iniciada por el colegio profesional.

Responsabilidad de los centros de salud
El presidente del Colegio Médico advirtió que este trámite para conocer si un médico está debidamente habilitado para ejercer la profesión no sólo es sumamente sencillo sino que también gratuito, por lo que ningún centro de salud puede poner a la burocracia o el costo como excusa.
Según recordó Flores, “lo primero que supimos de este tal Pablo Joel Silva fue a través de una denuncia que nos realizó el médico Roberto Boratti, director del sanatorio homónimo y presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Zona Sur, cuando detectó que este hombre se daba a conocer en las redes sociales como médico cirujano del Sanatorio Boratti, cosa que obviamente es falsa. Lamentablemente, no pudimos hacer nada porque no teníamos manera de agarrarlo a través de las redes… hasta que este viernes entró esta segunda denuncia que lo ubica al supuesto profesional cumpliendo guardias en un hospital público de nuestra provincia. Es muy grave, este hombre está medicando a la gente”, remarcó.

Becas para curso sobre Chagas en Misiones

Se entregan 70 becas para médicos, bioquímicos y enfermeros profesionales de la provincia de Misiones. Hasta el viernes 15 de mayo está abierta la inscripción para el curso a distancia “Chagas, del conocimiento a la acción”, que organiza la Fundación Bunge y Born destinado a médicos, bioquímicos y enfermeros profesionales de la provincia de Misiones. Seguir leyendo Becas para curso sobre Chagas en Misiones

Alquilan consultorio externo del Boratti

La licenciada en Nutrición Analía Paiva ofrece en alquiler un consultorio externo del Sanatorio Boratti, situado en Jujuy 2525 (casi Santiago del Estero) en la ciudad de Posadas. Puede ser para un profesional solo o compartir con algún colega. El costo por mes es de $4000. Los interesados pueden comunicarse al 4437699 o 4431543. O bien con el Dr. Gustavo Cechetto 154618765.